miércoles, 20 de noviembre de 2013

Nuestro Amor Esta Oculto - Capitulo - 36


― Sigues siendo puntual, Violetta― Brandon apareció en la puerta con una sonrisa
― Si, sabes que no tolero la impuntualidad― Me encogí de hombros― ¿Me invitas a pasar?
― Umh antes solías pasar incluso sin que yo te diera permiso― Abrió la puerta en su totalidad para que yo entrara― ¿Es que acaso el mentecato de mi cuñado te ha mandado a una escuela de modales?― Bromeó―
No había pasado ni un minuto y mi querido hermano ya había llamado mentecato a León.
― Quiero saber porque le tienes tanto recelo a mi marido― Tome asiento en uno de los sillones― Dudo mucho que sea por el hecho de que se haya casado conmigo, tu única hermana
― ¿Te ofrezco algo de beber? ― Abrió el refrigerador― He comprado tu jugo de frutas favorito
― Me encantaría un vaso por favor― Me recargue en el sillón― Pero no ignores mi pregunta…contéstame, Brandon.

El se acerco con un vaso lleno de jugo de frutas y una copa de brandy.

― En realidad no tengo una razón― Hiso una mueca― Ya sabes, hay personas que en cuanto las ves sabes que jamás te agradaran…es como si fuesen puestas en tu camino solo para tener a alguien a quien odiar e insultar.
― Desconocía esa manera tuya de pensar. Es obvio que hay algo que no quieres decirme― Recordé su reacción el día de la fiesta― ¿De dónde conoces a Karla?
Brandon bebió un poco de su copa y me miro con curiosidad
― Fuimos juntos al secundario… jamás olvidaría esa cara…y ese cuerpo― Sonrió con amargura― Sabia que preguntarías eso, ya había preparado mi respuesta.
― Te creo. Ahora dime, ¿por qué te has sorprendido tanto de verla en la fiesta?
― ¿Realmente quieres que te lo diga? ― Se sentó en el sillón opuesto a donde yo estaba sentada― Antes respóndeme algo…
Agito su copa y se quedo callado varios minutos
― Adelante, hazme esa pregunta― Lo alenté― Puedo notar que te inquieta siquiera preguntarla
― ¿Estas enamorada de León? ― Fijo su vista en la mía― O peor aún, ¿Lo amas?
― Si. Ambas cosas― Junte mis manos en mi regazo. Brandon pareció palidecer― ¿Te sorprende?
― Te creía inteligente. Pero al parecer no lo eres― Dudo por un momento― Mejor dicho el canalla de León no te ha dicho varias cosas. ¡Pero qué astuto! ― Rió con amargura
― Y ¿qué es lo que según tu no me ha dicho, Brandon? ― Comenzaba a preocuparme, sin notarlo mis manos se habían cerrado en forma de puños
― Te diré algo, Violetta_. Será mejor que vayas a casa y olvides esto. Eres mi hermana, mi única hermana y te quiero demasiado, lo sabes. Jamás haría algo que te lastime. Si abro la boca en estos momentos…destrozaría tu corazón y probablemente jamás me lo perdonarías.
― Aun con más razón debes decirme lo que sabes, Brandon― Mi voz tembló un poco
El miro hacia la ventana y lanzó un ruidoso suspiro que inundo la habitación.

― Lo primero que debes saber es que si reaccione así en la fiesta fue porque León y Karla fueron novios durante casi un año, me parece― Me miro preocupado― Asumo que León no te hablo de eso
― No, no lo hiso― Fruncí el entrecejo― Supongo que fue para que yo no me sintiera amenazada o invadida por los celos…
― Nada de eso― Me interrumpió― A mí se me ocurre que fue porque simplemente no le convendría que lo supieras. Porque claro, ¿Cómo reaccionaría su querida Violetta cuando se enterara que León Vargas volvía a estar en contacto con Karla? ― Brandon sonaba tenso.
― En realidad todo fue una coincidencia, Karla es amiga de la familia Vargas y bueno, ella apareció en una reunión…
― Se que es amiga de la familia― Volvió a interrumpirme― Tan amiga que nadie, salvo tus tres cuñados saben que León y Karla sostuvieron una relación
― ¿Cómo fue eso posible? ― No lo podía creer, simplemente no podía
― Fácil. Eso paso hace cuatro años, por lo tanto León ya vivía solo, y nadie sabía exactamente lo que pasaba en su vida
― ¿Y cómo es entonces que tu lo sabes? ― Cuando pensé que ya no podía estar más confundida, lo estuve aun más.
― Karla se ha mantenido en contacto conmigo todos estos años… es una cínica. Además León y yo tenemos un amigo en común,  se llama…― De pronto guardo silencio  
― ¿Cómo se llama?
― Ryan Butler, seguramente lo conoces, es el entrañable amigo de tu marido― Lo dijo con desdén
― Si, lo conozco― Suspiré― Pero no te enojaste solo por ver a Karla en la fiesta, en realidad te enojaste porque sabías que León no me había dicho que hubo algo entre ellos
Brandon me lanzo una mirada profunda. Sus ojos ardían debido a la furia, apretó la quijada y cerró los ojos.
― ¿Recuerdas que estuve de viaje esta semana? ― Yo asentí― Bien, pues antes de irme le dije a un amigo mío que dispondría de sus servicios, es un “detective” llamémoslo así― Brandon se levanto y abrió la gran gaveta de su escritorio, sacó un sobre blanco tamaño carta y me lo entrego― Ábrelo… trata de mantener la calma y por favor… no me odies.

Sus palabras habían hecho congelar mis cinco sentidos. Me quede inmóvil, solo mantenía la vista fija en el sobre. No podía abrirlo, tenía miedo. Pero debía conocer el contenido, aun así fuera lo peor del mundo debía verlo con mis propios ojos.
Se desprendió un pedazo de mi corazón. Entre mis manos sostenía unas diez fotos de León con Karla. Inmediatamente mis ojos comenzaron a perder la visibilidad. Las lágrimas amenazaban con salir.

― Mi amigo me ha asegurado que son fotos tomadas de esta semana― Se sentó― Aun tengo mis dudas… León no ha cambiado mucho y Karla tampoco, por lo que podrían ser de hace cuatro años… y Rick, mi amigo, solo ha tratado de engañarme
Yo sabía que para nada Brandon pensaba eso. Solo estaba tratando de relajarme un poco
― León uso esta ropa en la semana― Dije en un susurro― Sin duda alguna son recientes
Sostuve una foto en la que Karla tenía su mano sobre la de León y el solo sonreía. Esa era la peor foto de todas, esa era la que más me había dolido ver.
― Lamento no haberte dicho que tenía este plan en mente, pero…quería llevarlo a cabo primero. Realmente lo siento, claro está que aun debes hablar con León, para que el te de una explicación
Puse las fotos sobre la mesa de la sala y enjuague las lagrimas que salían de mis ojos. Ahora todo tenía sentido. Finalmente comprendía el porqué León durante tres días había salido a la misma hora, y se había estado comportando tan extrañamente. También me había quedado claro que todas las llamadas de aquella voz femenina pertenecían a Karla.
― No has hecho nada malo, Brandon. Todo lo contrario― Conteste con cierta frialdad
― Lo peor de todo esto es que sé el motivo por el cual León y Karla se han estado reuniendo. El señor Jack Lopez, padre de Karla, siempre la ha consentido demasiado. Según me ha informado Rick, ella tiene un nuevo capricho, León. No sé como ha hecho pero ha logrado convencer a su padre de que haga negocios con León y le regale la mitad de sus acciones empresariales… sin duda alguna eso es algo de locos puesto que la empresa Sheppards es de las mejores. Claro está que eso solo pasara si León se divorcia de ti… y anuncia públicamente que tiene una relación con León y después de un mes más o menos, contraerían matrimonio
― ¿Cómo ha sabido todo eso Rick? ― Fue lo único que pude preguntar debido al nudo en mi garganta
― Es muy bueno en su trabajo― Se encogió de hombros― Más aparte… su novia es empleada en la empresa del señor Jack, y ha escuchado la conversación entre padre e hija
― Y León… ¿león ha aceptado las acciones? ― Si la respuesta de Brandon era afirmativa, pasaría el resto de mi vida odiándome por haber hecho esa pregunta
― Tiene hasta la tarde de mañana para dar una respuesta. Sin embargo parece renuente… al parecer el te ama― Brandon me miro fijamente
― Lo dudo. En todo caso me habrá tomado un poco de afecto― Dije con desprecio― Si no, no me habría ocultado todo esto.
― Dudo mucho que León acepte la oferta. Sé que él está muy concentrado en los negocios y que las acciones que el señor Jack le ofrece son realmente tentadoras… pero sin duda alguna el te ama, es obvio, por eso no te dijo todo esto ya que solo quería protegerte de Karla y del qué dirán, no olvides que León es muy conocido en Nueva York.
― El sabe que siempre he preferido la verdad, por más dolorosa que sea. ¿Hay algo más que deba saber?

Después de esas horribles noticias lo más seguro era que Brandon diría que no. Pero asintió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario