domingo, 17 de noviembre de 2013

Through Truth 2 - Capitulo - 10

CAP 10...
Jorge se levanto el lunes antes que Martina, la despertó con un beso y ella inmediatamente se levanto para comenzar a arreglarse, luego ambos se fueron juntos al colegio, pero al llegar inmediatamente ella se fue a sus clases porque tenia examen, asi que ni siquiera permitió que Jorge se despidiera de ella, el chico unicamente se encogio de hombros y se fue de ahí con sus amigos, a hablar sobre la gran fiesta que habian tenido.
A la salida Martina iba caminando por los pasillos en busca de su novio, cuando de repente sintió unos brazos envolverla por la cintura, ella sonrio y volteo a mirarlo, pero dio prácticamente un salto hacia atrás cuando vio que no era su novio, era Austin.
-que te pasa?- pregunto ella mirándolo molesta.
-ven linda, ocupamos hablar.- le dijo Austin jalándola hacia un pasillo menos concurrido.
-Sueltame.- le dijo ella pero el la tomo de la cintura y Martina solo forcejeaba.
-Sueltala ahora mismo.- dijo una voz y ambos lo miraron. Jorge estaba ahí parado y muy molesto, nadie tocaba a su novia.
-Tu no eres nadie para darme ordenes.- le dijo Austin
-callate tarado.- le dijo Martina
-hey tranquila! No estoy haciendo nada.- le dijo Austin.
-Pues a mi no vuelvas a tocarme nunca en la vida.- le dijo Martina con una sonrisa falsa.
-Alejate de ella.- le dijo Jorge empujándolo.
-HEY!.- dijo Austin enojado empujándolo tambien y Martina resoplo.
-ni se te ocurra Blanco.- le advirtió Martina, pero en ese instante Jorge solto el primer golpe, un puñetazo recto, directo a la nariz de el chico, el grito enojado y se cubrió la nariz que sangraba, entonces solto un golpe a Jorge pero el lo detuvo de forma fácil y volvió a golpearlo en el abdomen, lo puso contra los casilleros y lo miro con coraje.
-ya me tenias arto, tu tocas a mi novia y yo te parto la cara y cara uno de los huesos del cuerpo.- le dijo Jorge.
Todos los que estaban en pasillo miraban asombrados, nunca nadie le habia ganado a Austin en una pelea y ahora Jorge lo hizo inmediatamente, y resultando ileso.
-estas bien amor?- pregunto Jorge acercándose a ella y acariciando dulcemente su rostro pero ella quito su mano.
-Estoy bien. Mejor sin ti. Idiota.- le dijo ella enojada y Jorge se quedo con la boca abierta sin entender porque le molestaba tanto que el la defendiera.
-No puedes estar molesta por esto…- le dijo Jorge y ella resoplo.
-Eres experto en buscar enemigos no? Te recuerdo que asi comenzo el odio de tom por nosotros y ahora planea matarnos?- le dijo en un susurro para que solo el los escuchara.
-ahora es mi culpa?- dijo el y ella resoplo nuevamente.
-entonces es mia, soy yo quien esta llena de testosterona que no puede evitar una pelea.- dijo ella con sarcasmo y Jorge resoplo ahora.
-perdoname por querer defenderte!
-Como sea.- dijo ella y dio media vuelta y se alejo de ahí caminando, Jorge vio como se reunia con Zac y se alejaba de ahí con el.
Jorge suspiro, de nuevo habia peleado con ella, en lso últimos días habian roto el record de peleas siendo novios, y es que ahora si eran enserio. Se dispuso a ir con ella y arreglar las cosas, pero entonces llegaron sus amigos y otros.
-eso es saber pelear!.- dijo un chico.
-recuerdenme nunca meterme con el.- dijo otro y Jorge unicamente se rio.
-dinos guapo, en donde aprendiste?- pregunto una chica.
Y entonces asi, Jorge olvido que era mas importante aclarar las cosas con su novia y unicamente lo dejo pasar, para estar con todas esas personas.




-Hey Martina! Que pasa? Te ves molesta…- le dijo Zac a su amiga cuando la vio.
-Jorge es un maldito idiota.- dijo ella caminando a prisa.
-pff… tranquila! Es tu novio no debes enojarte por cualquier cosa, que paso?- pregunto Zac de forma comprensiva.
-a la mierda! es un idiota! golpeo a Austin!- dijo ella molesta.
-Que golpeo… a Austin? Al fin! Alguien que le da una lección.- dijo Zac emocionado.- debi ver la pelea!
-hey! Calla tonto! no es divertido! Solo busca problemas donde no los hay!.- se quejo ella y Zac sonrio.
-no seas tonta Martina, el te quiere no te enojes por eso.- le aconsejo y ella resoplo.
-ni creas.
-eres una maldita orgullosa.- le recrimino Zac y ella se rio.- y el tambien.
-si, desde que nos conocemos competimos por orgullo en quien dura mas enojado.
-y quien gana siempre?- pregunto Zac.
-yo. El siempre me pide perdon antes.- dijo ella divertida y Zac rio.
-eres mala.
-lo se. Te molesta si nos vamos juntos? y haremos el proyecto.
-claro! en mi casa para que se te pase el enojo con Jorge.- le dijo Zac y ella asintio y juntos se fueron.
En casa de Zac de nuevo comieron con los padres (tios) del chico, y a Martina realmente le agradaban, no entendía el porque no le agradaban si era demasiado geniales. Platicaban sobre muchas cosas, eran demasiado amables.
En la noche la chica volvió a su casa, no habia hablado con Jorge en todo el dia y justo cuando ella llego, el tambien iba llegando en su auto, al parecer venia llegando de sus entrenamientos de krav maga.
Ni siquiera se saludaron, unicamente entraron a casa, ella fue a la habitacion, tomo su pijama y se dispuso a irse a otra habitacion, salió y azoto la puerta de la habitacion de Jorge cuando el habia entrado, el chico unicamente la miro y resoplo, no podia creer que ella se hubiera enojado, pero no seria el quien fuera a pedirle perdon esta vez.
Se quito su ropa quedando solo en bóxers y se dispuso a dormir, pensando que esta vez las cosas serian diferentes, por primera vez el no le pediría disculpas, la amaba, pero era demasiado terca y orgullosa.
Estaba quedándose dormido, cuando sintió como si alguien se acercara a el, no sabia si era un sueño o no, asi que se enderezo un poco y ella estaba ahí, sentada a su lado, con su cabello despeinado y su pijama y se veia tan hermosa como siempre, ambos se miraron diciéndose miles de cosas y despues el levanto su mano y acaricio su rostro, y se dio cuenta de que no podia… era mas grande su amor con ella que su orgullo, asi que se acerco a ella y la beso dulcemente.
-te amo.- le dijo Jorge y ella sonrio sin decir nada, el suspiro profundamente y se dispuso a disculparse.- escucha amor, yo no quiero estar enojado contigo… perdóname por…
-shh…- lo interrumpió ella posicionando un dedo sobre los labios del chico.- perdóname tu a mi, fui yo la incoherente que se enojo, no quiero que estemos asi, te amo.
-y yo te amo mi niña mimada.- dijo el con una sonrisa llena de todo el amor que sentia por esa perfecta chica que estaba sentada frente a el.
-Prometo que ya no me enojare de todo, lo que tu hagas es tu vida, no debo interferir. Si quieres golpear al mundo entero o pasártela en fiestas y tomar como loco… preferiría que no lo hicieras, pero ya no me enojare.- prometió ella.
-y yo te prometo que dejare de ser un celoso posesivo y aceptare cada una de tus decisiones.- le dijo el y luego ambos se abrazaron
Lo que en ese momento no sabían, es que acababan de hacer la promesa que terminaría con su relacion…

No hay comentarios:

Publicar un comentario