lunes, 18 de noviembre de 2013

Through Truth 2 - Capitulo - 18


CAP 18…
Martina estuvo ese fin de semana en su casa, solo salía cuando era necesario, porque tenía muchas cosas que estudiar y con las visitas a los niños huérfanos y al asilo, casi no le quedaba tiempo. Las cosas con Jorge iban progresando un poco, porque ya no peleaban tanto, aunque si tenían continuas discusiones, igual que siempre.
Extrañaba demasiado a sus amigas, a sus amigos, a su mama, a su hermano y a la familia de Jorge, a todos y cada uno de ellos, también a Ian y a la nana. Tomo su celular y decidió que necesitaba hablar con ellos. Marco el primer número que vino a su mente.
Fran. Y contesto después de un momento.
Martina?
-FRAN! Hermano mío!.- le dijo ella completamente emocionada, sabía que no debía llamarle, Tom podía rastrear el celular y acabar así dañando a toda su familia, y amigos y a ella misma, o a Jorge.
-Martina! Hermanita! Como estas? Oh dios! Extrañaba tu voz! Y tus gritos y… no puedo creer que hablemos después de tanto tiempo, ¿Cómo estás?- pregunto completamente emocionado.
-Estoy bien. Todo va bien Fran.
-y Jorge?- pregunto.
-eeh… demonios. No puedes decirle nada a mi mama o comenzara con preguntas. Jorge y yo terminamos.- le dijo ella y Liam no podía creerlo.
-qué? oh demonios. Te hizo algo?
-no me hizo nada tonto. Simplemente no funciono, luego te cuento, ahora más importante. Como están todos?- pregunto ella.
-Todos estamos bien, extrañándolos, cuando volveremos a vernos?- le pregunto él.
-Lo más pronto que se pueda, los extraño… extraño las idioteces de los chicos, las vulgaridades de jane, los dramas de Alice, y te extraño a ti, los consejos de mi hermano favorito.- le dijo ella con nostalgia.
-Bueno, es obvio que soy el favorito. Soy el único.- comento él y ella se rio.
-Te quiero hermano. Mucho mucho. Salúdame a todos, a TODOS y diles que los amo.- le dijo Martina.
-Lo hare, ya sabes que sí.
-Gracias Fran. Sin duda, eres el mejor.
-y tu, hermanita.- le dijo él.
-bueno, te llamare cuando pueda, adiós…
Se despidió y luego colgó, entonces su celular comenzó a sonar, era Jorge.
-Hola imbécil.- lo saludo ella y Jorge se rio.
-hola mimada, veras, quería invitarte a cenar.- le dijo él.
-ah sí? y a mí porque?- pregunto ella.
-ayy por favor, quizá porque eres sexy.- le dijo él y ella se rio.
-oh y tu un idiota. a qué hora nos vemos?
-estoy afuera de tu casa.- le dijo él con un tono divertido.
-así que tenias por hecho que no me negaría?- pregunto ella acomodando sus cosas y tomo su bolso para salir.
-Exactamente.- dijo el justo cuando ella abrió la puerta y ambos se rieron, él la miro a los ojos y sonrió. ¿Por qué tenía que ser tan malditamente hermosa?
-hola.- le dijo ella sonriendo.- tengo que ir y ponerme un vestido? O me voy así?
-Puedes irte incluso en pijama y te ves bien.- le dijo el tomándola de la cintura y haciendo que saliera de la casa, luego le abrió la puerta del carro.
-la de la pijama es jane.- le recordó ella y Jorge se rio.
-esa Jane, algún día me casare con ella.- bromeo él y Martina lo miro y levanto una ceja y luego se rio, sabía que Jorge solo bromeaba.
-Ella te mataría si intentas separarla de su Andrés.- le dijo ella y Jorge sonrió.
-Wow. Enserio crees que el par de idiotas siguen juntos y enamorados y todas esas cursilerías?- ´pregunto él y ella asintió.
-oh si, tenlo por seguro. Y el par de cursis también.- le dijo ella
-Fran y alice? Si, ellos nunca terminaran.- le dijo Jorge y Martina se rio.
-lo sé, un amor interminable.
Y Jorge lo único que pudo hacer fue mirarla y sonreír. Un amor interminable, tal como el que el sentía por ella, porque enserio la amaba. Y no sabía cómo dejar de comportarse como el patán que ella tanto odiaba.
Fueron al restaurant sin dejar de platicar de miles de cosas y reír juntos, disfrutaban de su tiempo juntos…
Entraron juntos y pidieron una mesa, entonces cuando iban a sentarse, Martina vio a Zac ahí, con sus padres.
-Zac!!.- grito ella emocionada y lo saludo con la mano, tanto él como sus padres la miraron y sonrieron ampliamente.
-Martina! Hola! No sabía que vendrías!.- le dijo Zac.
-Ni yo! Hola señores Efron, como están?- pregunto ella amablemente cuando ellos se pararon a saludarla, y zac se sentaba frustrado.
-hola linda! Que gusto verte.- le dijo la madre de zac con una sonrisa maternal.
-lo mismo digo! Bueno, los dejamos, ah! El es Jorge, es mi…
-amigo.- completo Jorge por ella, para no ponerla en un aprieto, y se sentía sumamente incomodo ahí, y celoso, por la alegría en la voz de Martina al ir con su… amigo.
-mucho gusto.- dijo el padre de Jorge y se extendió la mano a Jorge.
-bueno, no los interrumpimos, espero verte pronto en la casa nuevamente.- le dijo la madre de Zac a Martina
-muchas gracias señora, eso espero.- le dijo con sinceridad- adiós Zachary
-adiós Martina.- dijo él con una sonrisa, pero se sentía aun mas incomodo que Jorge, y no solo por él, era por sus padres. ¿por qué obligarlo a cenar con ellos?
Martina se alejo de ahí con Jorge.
-tu amigo me frustra.- comento Jorge y Martina rio mientras se sentaban.
-Tu lo frustras a él, así que el sentimiento es mutuo. Zac es genial.
-para ti.- dijo Jorge con un resoplido.- que pedirás?
-lo mismo que tu.- comento ella y Jorge rio.
-entonces… veamos.- dijo revisando el menú.
Una vez que se decidió, ambos pidieron lo mismo y comenzaron a cenar. Martina miro a Zac, quien parecia sumamente incomodo con sus papas, y le hizo una cara graciosa, haciendo que el sonriera y le devolviera la cara, eran unos completos idiotas juntos.
-muy divertido.- dijo Jorge con sarcasmo.
Pero ella opto por ignorarlo, solo quería ver sonreír a Zac, después el comenzó a reírse con ella.
El celular de Jorge comenzó a sonar y Martina le prestó atención. Jorge vio el identificador, era will.
-hey! Will, que pasa?- pregunto Jorge
-hey Bro! Estamos en la fiesta del siglo, esta genial, debes venir ahora mismo.- le dijo Will.
-si! wooo! Mucho, mucho alcohol, chicas, música…- escucho a Tony gritar y Jorge rio.
-perfecto. Donde?- pregunto Jorge, sin importarle que Martina estaba prestándole atención, ahora sí.
Sus amigos le dijeron la dirección y Jorge la memorizo.
-estaré ahí.- les aseguro y entonces llamo a la camarera.- la cuenta por favor.
-que pasa?- pregunto Martina
-iremos a una fiesta.- le dijo Jorge y ella levanto una ceja.-
-estas mal si crees que iré. Además, con Will y Tonny? Por favor, malditos patanes, como tu.—dijo ella con una sonrisa.
-Creeme, no iría si no fuera porque se nota que no te interesa ni un poco estar aquí conmigo.
-y como sabes eso?- lo desafió ella.
-Le prestabas más atención a tu amiguito!.- le dijo Jorge y entonces le entregaron la cuenta.
-yo pago!.- le dijo ella pero el rodo los ojos y puso el dinero.
-yo te invito, yo pago.- le dijo él y ella únicamente se cruzo de brazos de forma testaruda.
Jorge se puso de pie sin esperar el cambio.
-Bueno para la otra que tú me invites, al menos concéntrate en que estaremos juntos y no debes irte a una maldita fiesta.- le dijo ella y Jorge resoplo.
-y tú en que si vienes conmigo no es a ligar con Zac.- le dijo Jorge y ella lo miro incrédula.
-eres un idiota.- le espetó y él se rio.
-niégame que lo prefieres a él.- le dijo él, pero no llego a conocer la respuesta, porque en ese momento ambos escucharon una silla estrellarse contra el piso. Zac se había levantado y la había aventado a un lado y salió rápidamente del lugar, atrayendo la mirada de todos.
-demonios.- dijo Martina y entonces comenzó a correr detrás de su amigo, Jorge únicamente resoplo y salió así, sin más.
Martina alcanzo a Zac en la calle y antes de que le dijera nada, Jorge llego.
-Y sigues haciéndolo!- le dijo Jorge a Martina
-Jorge, por favor, solo déjame sola con el.- pidió ella al ver como zac tenía un enorme coraje en su rostro.
-Bien. Te dejo con él.
-no te molestes en esperarme, vete a tu sagrada fiesta.- le dijo ella.
-no te puedo dejar sola…
-yo la llevare.- comento Zac.
-no pedí tu opinión.- dijo Jorge de forma grosera.
-YA BASTA! Se acabo! No puedo contigo, considera este el último día de nuestra tregua. Tu por un lado, yo por otro, fin de la historia.
-bien.- acepto Jorge y se dio media vuelta.
-bien.- dijo ella y entonces miro a Zac, quien la miraba solo a ella, únicamente.- que paso?
-nada…. Solo… discutí con ellos y…
-zac! No vuelvas a hacer eso! hijo, intentamos hablar contigo…- le dijo su mama, acercándose y entonces él los miro.
-ustedes no son mis padres, no les debo nada, déjenme solo.- les dijo y tomo a Martina de la mano.- vamos.
- lo siento.- se disculpo Martina con sus padres y ellos le sonrieron, con una mirada llena de angustia, seguro se sentían muy mal por lo que zac dijo.
-iremos en mi auto, ellos vienen por separado.- le indico zac.
-Zachary… que pasa? Porque les hablas así? Ellos te quieren, intentan llevarse bien contigo…
-no Martina... no lo entiendes, ellos… simplemente nunca los considerare mis padres.- le dijo él y ella suspiro y lo abrazo.
-Eres un idiota Zac, pero siempre me tendrás para apoyarte.- le dijo ella y él le sonrió ampliamente.
-gracias pequeña loca, te quiero.- le dijo con sinceridad y ella sonrió.
-y yo a ti.
-y ahora, cuéntame porque pelearon de nuevo tu y Jorge?- pregunto Zac y ella respiro profundamente, y le explico todo lo que había pasado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario