martes, 19 de noviembre de 2013

Through Truth 2 - Capitulo - 22


CAP 22
-hola, lista para ver los partidos?- pregunto Jorge sonriéndole y ella lo miro y sonrió.
-hola. Claro, como amo los deportes!.- comento ella con sarcasmo y Jorge rio.
-si bueno, lo imagine, creo que solo vienes a apoyar a Zac.- le dijo él y ella rio.
-y a draque y amber. Da la casualidad que todos mis amigos son deportistas. Pero… y tú? no deberías estar en los vestidores, preparándote para ser el jugador estrella del futbol?- pregunto Martina y Jorge rio.
-bueno, digamos que el futbol nunca me ha gustado, no sé qué demonios hacia yo en el equipo.- le dijo él y ella sonrió sorprendida.
-ser como todo idiota popular. Parte del equipo de futbol.- comento ella y Jorge rio.
-oh! Ahora soy un idiota por ser del equipo?
-no lo sé, no te conozco.- le dijo ella sonriendo y Jorge no sabía cómo tomar eso, él amándola como un idiota y ella seguía pensando que Jorge era alguien diferente, alguien que ya no conocía mas.
-bueno, es cierto que vamos empezando. Solo para que sepas. Amo Harry Potter.- le dijo él y ella se rio, una de las risas más sinceras con él desde que habían terminado.
-enserio eres idiota, eso solo funciona con Jane.- le recordó Martina y Jorge sonrió.
-No, no, con jane yo no me meto. Probablemente me dejaría llorando como niñita.- le dijo Jorge y Martina rio.
-y porque no te sientas?- le dijo ella y el sonrió agradecido y se sentó a su lado.- podemos animar juntos a nuestros amigos.
-oh claro, con la excepción de que tus amigos me odian.- le dijo Jorge y ella le sonrió.
-bueno, tus amigos me odian a mi.- le recordó ella y Jorge negó con la cabeza.
-no, tú los odias a ellos.
-cierto- acepto ella.- no los odio, solo creo que son unos patanes en potencia.
-y si no te gustan los patanes, entonces como te gustan?- pregunto él con una sonrisa y ella suspiro y lo pensó un segundo, Jorge sonrió al verla, amaba verla de esa forma tan simple.
-bueno, me gusta una clase de patán diferente. Como un patán Narcisista, bromista, para nada aburrido, rudo, idiota, intelectual y que se tome la vida a la ligera.
-así que narcisista? Entonces quieres que sea un imbécil que se sienta la octava maravilla del mundo?- pregunto Jorge y Martina sonrió.
-si, conoces alguno?- le pregunto ella divertida.
-no, porque la octava maravilla del mundo soy yo.- dijo Jorge y ella se rio. Ese era el Jorge que recordaba, el idiota que la hacía reír sin pensarlo con comentarios ingeniosos.
-y mira quien termino siendo narcisista.- dijo ella.
-lástima que no soy idiota o seria tu chico perfecto.- le dijo Jorge y ella sonrió divertida y desvió su mirada.
-con que no eres idiota? Bueno, yo juzgare eso.- le dijo ella y Jorge se rio.- además, yo ya tengo un chico perfecto.
-ah sí? quien?- pregunto el intentando pensar que ella solo bromeaba.
-will.- dijo ella sonriendo y Jorge rio.
-will? Will? Es enserio? Lo odias.- le recordó y ella sonrió.
-no ese Will! No esa clase de imbécil sin cerebro. Hablo de Will Herondale.- le dijo Martina y Jorge la miro confundido.
-quién es?- pregunto él.
-el personaje de un libro.- dijo ella y Jorge rio de alivio. Estuvo a punto de matar a un personaje ficticio.
-Ah claro! tu amor por la lectura! Como pude olvidarlo?- dijo Jorge divertido.
-porque acabamos de conocernos.- le recordó ella y Jorge sonrió. Ella seguía siendo la misma de siempre. La misma chica de la que se enamoro.
Pero Martina... ella no podía amar a Jorge como antes, no a menos de que el volviera a ser el mismo de siempre. Y como se comportaba ahora estaba cerca de ser como su Jorge de siempre.
-mira, ya comienza el partido.- le dijo ella, ya que Jorge estaba perdido en su cercanía, en su aroma tan dulce que tanto amaba.
-uy que emoción.- dijo él con sarcasmo.- porque no hacen algo más interesante?
-como qué?
-krav maga, kick boxing, jiu jitsu, full contac…
-oh tu eres un completo aficionado con los golpes, Jorge Blanco.- dijo ella y el rio divertido.
-eso creo! Es que… son geniales.
-criminal.- le dijo ella.- Completamente rudo.
-una característica más de tu chico perfecto.- comento él con suficiencia y ella sonrió.
-no intentes pareces ideal para mí
-¿Quién dice eso?- pregunto el quitándole importancia y ella rio.
Ambos volvieron a concentrarse en ver los partidos, después de todo, el equipo de los amigos de Jorge si gano, y el equipo de Zac y draque tambien.
El único que perdió, fue el femenil de futbol y ahí estaba Amber.
-quizá deberías estar tu en el equipo.- le dijo Jorge y ella se rio.
-ah sí? burlándote de mí por ser pésima jugadora de futbol?- pregunto Martina
-cuando quieras te enseño.- dijo el modestamente y ella sonrió divertida.
-eres un engreído.- le dijo y el sonrió.
-y como amo que me digas así.- susurro él, pero ella logro escucharlo y sonrió aunque desvió su mirada.- bueno, entonces que dices? Te enseño?
-si, por supuesto! Quizá eres un pésimo maestro jugando a ser genial en todo.- le dijo ella.
-ponme a prueba.- le dijo él y ella estiro su mano y el la tomo.
-es un trato Blanco.- dijo ella y el chico sonrió.
-perfecto. ¿Cuándo quieres la primer clase de futbol?- pregunto él y ella lo pensó un momento.
-en fin de semana, este fin. Entre semana tenemos que seguir yendo a las obras de caridad. Y además debo concentrarme en los exámenes.- le dijo ella y el asintió.
-Oh si, chica estudiosa, no voy a interferir en tus estudios. Entonces el fin de semana.- le dijo él y ella asintió,
Martina miro hacia otra parte y vio desde atrás a zac sonriéndole y ella le devolvió la sonrisa, Jorge volteo a mirar y se dio cuenta de a quien miraba.
-bueno, creo que… iras a felicitar a tus amigos y yo… a los mios. Nos vemos en la tarde.- le dijo él y ella asintió
-oye… bueno… estuve recolectando cosas, para llevarle a los niños huérfanos… a todos. Ya que la mayoría cree que Lily es mi favorita.- le dijo Martina y Jorge se rio.
-oh, si que lo es, todos sabemos que amas a lily.- le dijo Jorge y ella rio.
-dejémoslo en secreto. Amo a esa niña, es decir, todos son geniales y ahora son tan felices… y en el asilo… oh demonios, creo que le tengo especial cariño a Emily.
-y también lo sabía. Eres muy obvia, pero descuida, nadie lo toma a mal! Y te aman todos.- le recordó el y ella sonrió.
-y a ti te aman también. En especial James, creo que quiere ser como tu.- le dijo ella y Jorge rio.
-entonces james será un tipo guapo y perfecto.- dijo Jorge y Martina rio.
-un idiota engreído. Pero james es genial.- dijo Martina con una sonrisa.
-y yo no? Soy una pésima persona?- bromeo él y ella lo miro divertida.
-te estás pasando de creído Jorge!.- le dijo ella y el chico acaricio su mejilla, haciendo que la piel de ella cosquilleara por su contacto y sentía su respiración más agitada.
-una clase de creído insoportable? O la clase de creído que he sido siempre?- pregunto él y ella sonrió y dio un paso atrás, haciendo que la mano de Jorge dejara de tocarla.
-como voy a saberlo? acabamos de conocernos…- dijo ella divertida y Jorge rio.
-oh si! disculpa! Quieres saber cuál es mi primera impresión sobre ti?- pregunto él y ella asintió.- que eres una mimada, superficial.
-oh! Una mimada y un engreído, que mala combinación.- dijo ella y el rio divertido.
-oh si muy mala.- bromeo el también y ambos rieron.
-bueno, ahora si me voy, fue bueno platicar contigo, engreído. Nos vemos en la tarde!
-yo paso por ti. Oh! Pero se supone que acabamos de comenzar nuestra amistad! Donde vives?- fingió él y ella se rio.
-solo cállate y pasas por mi -dijo ella y Jorge sonrió.
-a las 6:09- le dijo el
-maldito pervertido. Eso lo aprendiste de Andrés.
-qué? solo es un horario! Nada como… 69!
-porque es imposible que sean las 69.- dijo ella y Jorge sonrió.- nos vemos a las 5!
-a las 13:13?
-imbécil.- dijo ella riéndose, pero el sonrió divertido.
-ya, de acuerdo. A las 5 en tu casa.- accedió Jorge y entonces se despidieron con una sonrisa y ella camino hasta donde estaba su mejor amigo Zac, junto con todo el equipo de basketball

No hay comentarios:

Publicar un comentario