jueves, 30 de julio de 2015

Unreflecting - Capitulo 160

Capitulo 160

"D-Bags"

A veces, era duro superar los recuerdos de haber tenido que oír esos momentos íntimos, y de, en cierta ocasión, haber visto yo a León con otra mujer.
Un día, León me echó en cara el haberme acostado con Tomas después de haber pasado él y yo una larga y apasionada tarde. Se había sentido traicionado por mi conducta, y me confesó lo mucho que le había dolido y que había influido de forma decisiva en su decisión de marcharse esa fatídica noche. Había procurado ocultar lo mucho que le molestaba que yo estuviera con Tomas, y lo mucho que le había afectado el que yo me acostara con él después del maravilloso día que León y yo habíamos pasado juntos. No tuvo reparos en manifestarme el dolor que le había causado. Pero luego, casi al instante, se arrepintió de haberme gritado y sepultó la cabeza entre las manos. Al principio, se resistió, pero al fin dejó que lo rodeara con mis brazos, susurrándole al oído lo mucho que lo sentía mientras él derramaba algunas lágrimas.
Los dos nos habíamos herido en lo más profundo. Pero procurábamos no dejar que el otro permaneciera encerrado en su dolor o su ira. Hablábamos de ello, aunque significara mantener una noche una charla de dos horas en el aparcamiento del bar de Pete, cuando yo, deshecha en lágrimas y sin medir las consecuencias, le eché en cara el trío que se había montado un día, y él me reprochó el haberme visto abandonar apresuradamente el club con Tomas sabiendo exactamente cómo acabaría la noche y quién ocupaba realmente mi pensamiento. Pero al fin resolvimos nuestras diferencias, y seguíamos haciéndolo.
Nos llevó un tiempo, pero hallamos cierto equilibrio entre amistad, amor y pasión. León me abrazaba cada vez que entrábamos en el bar de Pete y me besaba sin inhibiciones después de cada actuación, lo cual me abochornaba y a la vez me encantaba. Permanecía cerca de mí sin agobiarme, y me concedía el espacio que necesitaba sin distanciarse.
Ludmila me decía repetidamente que hacíamos buena pareja y que nunca había visto a León tan pendiente de una mujer como lo estaba de mí. Yo la creí, dado que Ludmila lo conocía desde hacía tiempo y conocía también su faceta negativa. No dejaba de sorprenderle que León fuera capaz de estar sólo con una mujer. Una noche me llevé cierta sorpresa al sorprender a Cami y Broduey besándose apasionadamente en el cuarto del personal. Broduey se sonrojó al igual que había hecho cuando nos sorprendió a León y a mí. Pero Camila se echó a reír, al igual que había hecho León. Avergonzada, pero sonriendo complacida al comprobar que su relación iba a las mil maravillas, cerré rápidamente la puerta y corrí a contarle a León la noticia. Él sacudió la cabeza y, riendo, me dijo que Maxi mantenía una discreta relación con Naty. Todo indicaba que los D-Bags empezaban a sentar cabeza.


Volvi!! con 3 capitulos. Maraton!!

ULTIMOS CAPITULOS

Jany

No hay comentarios:

Publicar un comentario